Tamaño Nuria: El camino

Cuando vivía en Canterbury caminaba todos los días de casa a la universidad. El campus -donde vivía- estaba a unas dos millas del pueblo, sobre una montaña, así que todo alrededor eran campos y bosques. El camino a los “colleges” quedaba perfectamente marcado en piedra y cemento entre los árboles, con su carril de bicicletas correspondiente. Entonces yo a menudo, consciente de esa frase en mi solicitud (la única mía, la que respondía a una pregunta y no a una casilla “¿Cuáles son sus motivos para solicitar una beca Erasmus?” “Porque sé que en Canterbury voy a ser feliz”) me detenía en mitad del camino y…

Leer el resto del artículo en Todas

Anuncios

1 Response to “Tamaño Nuria: El camino”


  1. 1 memoria septiembre 9, 2008 en 10:02 pm

    Cuando entras a un sitio del que no eres todo el mundo te mira. Es la herencia del lejano oeste. Un beso, nurieta


Comments are currently closed.




A %d blogueros les gusta esto: