Tiempo para leer

Mi nuevo trabajo no tiene nada que ver conmigo. Absolutamente nada. Tanto es así, que cuando lo pienso, incluso me río sola. Además, me encanta ver la cara que pone la gente cuando se lo cuento por primera vez. Me miran un poco incrédulos, como pensando “me está tomando el pelo”. Alguno se aventura a preguntar: “pero… ¿profesionalmente?” Yo: “sí”. Y más caras de incredulidad… En fin, los que me conocen ya lo saben, así que me puedo permitir no contarlo -de momento- en el blog y dejar así la intriga.

Pero si he empezado a escribir este post es para dejar constancia de que lo mejor de mi nuevo trabajo es que por fin tengo tiempo para leer: mientras espero el tren, durante los 10 minutos de trayecto, media hora que me sobra de la hora de la comida, más esperas de tren, antes de dormir por las noches… Así que quería apuntar aquí la lista de mis últimas lecturas, para que no se me olviden (van en orden cronológico, si la memoria no me falla):

  • La mitad sombría, de Flavia Company (regalo de mi guapa)
  • Sóniechka, de Liudmila Ulítskaya (regalo de anticolometa)
  • La tarde del dinosaurio, de Cristina Peri Rossi (regalo de la autora)
  • Kiki de Montparnasse (novela gráfica), de Catel y Bocquet (regalo a mi guapa y a mí de onthedot)
  • Mirall Trencat, de Mercè Rodoreda (encargado en una librería de barrio de Barcelona y traído a Sitges en mano por la librera, que me acompañó a una ferretería).
  • Entre visillos, de Carmen Martín Gaite (comprado en una librería de viejo descubierta en un afortunado día en Barcelona, que ya no existe)
  • 84, Charing Cross Road, de Helene Hanff (regalo de Amaia, enviado por correo, como no podía ser de otra manera)
  • La elegancia del erizo, de Muriel Barbery (regalo de Amaia, enviado por correo)
  • Océano Mar, de Alessandro Baricco (regalo de Blenk y Vaggio)

Me gusta saber que los libros no han dejado de tener detrás una historia, como siempre, como antes.

Anuncios

6 Responses to “Tiempo para leer”


  1. 1 la guapa septiembre 5, 2008 en 7:58 am

    jaa, jaaa, jaaa! que bueno lo de la ferretería,
    contigo aprendo a que todo objeto tenga una historia,
    una, bueno! más de una! besets

  2. 2 farala septiembre 5, 2008 en 9:48 am

    vaya, ¡¡y yo que creí que estaba leyendo mucho!! Kiki de Montparnasse está en mi wishlist (no se me ocurrió más que preguntar por él en el corte inglés y no lo tienen ni en el ordenador). Entre visillos está en mi pasado, maravillosa carmen martín gaite… 84, Charing Cross Road, es una joya y ya me dirás qué te parece La elegancia del erizo, yo me lo estoy leyendo para un club de lectura al que me he apuntado (aunque no se si voy a ir por una enorme metedura de gamba) y de momento me parece altamente pretencioso. Los otros, que no conozco, me los apunto, saludos

  3. 3 editora septiembre 5, 2008 en 10:06 am

    farala, ¿cómo se te ocurre preguntar por un libro en el corte inglés? los libros en el corté inglés sólo deberían comprarse en caso de absoluta necesidad: por ejemplo, cuando son las 9.45 de la noche, todo en la ciudad está cerrado (bibliotecas, librerías…) y ne-ce-si-ta-mos “ese” libro, “ese” y no cualquier otro… entonces el único lugar abierto en el que probar suerte es el corte inglés (y por supuesto, en un 95% de las veces, no tendrán “ese” libro).

    Para “La elegancia del erizo”, “altamente pretencioso” es una buena definición, aunque cuando ves que la autora es filósofa, pues te explicas muchas cosas (aunque parezca mentira yo no me molesté en leer la biografía de la autora hasta que terminé el libro). Lo que no me explico es cómo se ha hecho tan popular. O sea, no es un mal libro, claro que no, pero no es el tipo de libro que suele estar en la lista de los más vendidos.

  4. 4 editora septiembre 5, 2008 en 10:07 am

    guapa, no me olvido de ti, si quieres la zona de “batallitas” la podemos poner junto a la librería… :*

  5. 5 memoria septiembre 5, 2008 en 2:35 pm

    El de Peri Rossi regalado por la autora… si es que ya se sabe, como era aquello de “no sé qué sucede… pero últimamente estás en todas partes…” 😛 El de Flavia COmpany me gustó mucho. Quiero leer Kiki de Montparnasse de tu guapa. Ya me dirás qué tal con Baricco. Ya te hablaré de mi últimas novelas adquiridas y leídas. Beso

  6. 6 desertora septiembre 8, 2008 en 4:15 pm

    ¡Así que al final te decidiste a coger Océano Mar! 🙂 Yo tengo el segundo libro que compré de Baricco por algún rincón, a ver cuándo “se me aparece”.


Comments are currently closed.




A %d blogueros les gusta esto: